Aislamiento interior

Varios pueden ser los casos que impiden realizar un aislamiento térmico por el exterior de la vivienda: fachada histórica intocable, reforma que solo se realiza en una parte del edificio, etc. En estos casos la única alternativa consiste en realizar el aislamiento térmico por el interior.

Para determinados espacios que solamente son ocupados puntualmente, por ejemplo espacios públicos o iglesias, un aislamiento interior reduce el tiempo que necesita el ambiente en calentarse, lo cual se traduce en un ahorro energético y un aumento del confort climático.

Edificio histórico

Aplicación

1. Preparación del mortero ligero Multipor.
2. Aplicación del mortero ligero Multipor con llana dentada (dientes de 10mm en placas de hasta 140mm de espesor y dientes de 12mm en espesores mayores) en toda su superficie.
3. La superficie dentada del mortero cola aplicado permite absorber irregularidades de hasta 3mm
4. Aplicar directamente la placa a unos 2cm de las placas contiguas.
5. Presionar placa y moverla contra las placas contiguas.
6. Si es necesario repasar juntas con la lija.
7. Aplicar primera capa de mortero ligero Multipor.
8. Colocar malla de fibra de vidrio.
9. Segunda capa de mortero ligero Multipor.